DOSIS PROMEDIO: 2 medidas y media ó 25 cm³ por litro de agua, cada 100 m².
CONTROLA: Malezas anuales y perennes, gramíneas y latifoliadas. Cualquier maleza o planta en crecimiento.
PRESENTACIÓN: Frascos de 100 y 250 cm³.
CARENCIA: No presenta periodo de carencia para plantas y ornamentales, florales y céspedes.

Es un herbicida NO SELECTIVO para el control post-emergente de la mayoría de las malezas anuales y perennes. Por ser de acción sistémica es absorbido por hojas y tallos tiernos de las malezas, distribuyéndose hacia las raíces y órganos vegetativos subterráneos, ocasionando la muerte de las malezas emergidas.

Los efectos SON LENTOS, donde después de transcurridos 4 o 5 días de su aplicación, comienza el amarillamiento y marchitamiento en hojas y tallos, que progresivamente ocasiona la muerte de las malezas. Tiene su mejor resultado cuando la aplicación se realiza sobre malezas en activo crecimiento, es por ello que los tratamientos deben efectuarse en primavera, principio del verano o al comienzo del otoño.

 

Mamboretá G
$248,00
Cantidad
Mamboretá G $248,00

Conocé nuestras opciones de envío

DOSIS PROMEDIO: 2 medidas y media ó 25 cm³ por litro de agua, cada 100 m².
CONTROLA: Malezas anuales y perennes, gramíneas y latifoliadas. Cualquier maleza o planta en crecimiento.
PRESENTACIÓN: Frascos de 100 y 250 cm³.
CARENCIA: No presenta periodo de carencia para plantas y ornamentales, florales y céspedes.

Es un herbicida NO SELECTIVO para el control post-emergente de la mayoría de las malezas anuales y perennes. Por ser de acción sistémica es absorbido por hojas y tallos tiernos de las malezas, distribuyéndose hacia las raíces y órganos vegetativos subterráneos, ocasionando la muerte de las malezas emergidas.

Los efectos SON LENTOS, donde después de transcurridos 4 o 5 días de su aplicación, comienza el amarillamiento y marchitamiento en hojas y tallos, que progresivamente ocasiona la muerte de las malezas. Tiene su mejor resultado cuando la aplicación se realiza sobre malezas en activo crecimiento, es por ello que los tratamientos deben efectuarse en primavera, principio del verano o al comienzo del otoño.